Crónica Oxfam Intermón Trailwalker

Arbe Martinez – Todo lo que se vive en 100 km de run

La mañana empezaba fresca y con niebla en Olot, se respiraba un gran ambiente, nervios, ilusión, concentración,…

A las 9:20 am empiezo a vestirme de corto y a repasar las bolsas con el material que me llevaran los miembros del staff en cada avituallamiento, todo correcto y ordenado para que les fuera fácil identificar lo que les iba a ir pidiendo durante la carrera.

Esparadrapo para los pies, vaselina por un tubo, ultimo bocado media hora antes de salir y para línea de meta, donde me encuentro a muchos conocidos, entre ellos Isra de Tri5U, un tío grande que me da un subidón con sus comentarios y su energía positiva: A TOOOOPEEE!!!!

Faltan 2 minutos, reunión de equipos y los 8 corredores #imheart formamos un circulo y empezamos a gritar para liberar tensiones y darnos ánimos.

 

1

Pistoletazo de salida y gooooo! Lo que parecía que nunca iba a llegar tras meses de esfuerzo y trabajo para recaudar el dinero de la inscripción y horas y horas de entrenamiento, por fin llegó!

Salimos como siempre, con ilusión y una sonrisa puesta que me prometí llevar durante los 100 km.

El primer avituallamiento estaba a 17,6 km, una de las etapas largas, salimos muy rápido y nos teníamos que autorregular para que este ritmo no nos perjudicara más adelante. A mitad del recorrido me tocan la espalda y es otro miembro de Tri5U, Enrique Palomero, otro crack de tío, compartimos unos metros y nos deseamos suerte, un placer coincidir contigo. Llegamos al primer avituallamiento y allí estaban, el mejor staff que se puede tener, Ali, Maria, Cris y Jose, con un banquete de bienvenida. Saludos, ánimos, reponemos fuerzas y rellenamos bidones en poco más de 6 minutos para encarar la siguiente etapa.

 

2

Segunda etapa, 13,8 km hasta Amer, seguimos adelantando equipos a ritmo muy cómodo y con muchas risas provocadas mayormente por Rafa, el veterano del grupo, creo que estuvo más rato hablando que callado jajaja! sin duda gracias a él las etapas se hacían mucho más amenas y divertidas.

 

3

Conquistada la segunda etapa nos lanzamos a por la tercera que era corta, unos 7,4 km que se hicieron rápido y donde sin darnos cuenta, ya llevábamos prácticamente una Maratón en las piernas. Decidí cambiarme el calzado en el tercer avituallamiento porque los siguientes 61 km no había desnivel como para seguir con las zapatillas de Trail, así que creí conveniente calzarme las de asfalto que tienen más amortiguación y volverme a poner vaselina en los pies.

 

4

Etapa número 4 de 10,2 km donde a Dani le empiezan a pesar los km y se resiente de la lesión, pero ahí estamos todo el equipo para apoyar y tirar con y de él. El sol ya empieza a pegar con ganas y la hidratación se convierte en algo fundamental.

Afrontamos la quinta etapa con muchos ánimos sabiendo que ya llegábamos a Girona km 60, que aunque no sea exactamente el ecuador de la prueba, psicológicamente lo es, ya que es donde planificas la parada más larga con el fin de pasar por fisio, podólogo, ingesta de hidratos y proteínas más grande. Yo decidí pasar por el fisio ya que venía notando los últimos km sobre carga en los cuádriceps. Me siento en la camilla y sin dejar de comer, 2 chicas me aplican masaje en ambas piernas y me hacen preguntas para comprobar mi estado físico, con una en concreto me sorprendí mucho:

  • Cuanto tiempo llevas corriendo?
  • (miro el Garmin) Casi 7 horas
  • Pero has parado a descansar?
  • Si! Descuenta unos 35 min!

 

6

Habíamos llegado al km 60 en poco más de 6:30 horas!! Normal que las patas pesaran… Pero el dolor es lo de menos si tienes un equipo detrás que te preparan un “León come Gamba” a forma de recovery jajajaja!! Sois geniales supporters!!!

7

Después de los masajes me hacen cambiar de camilla y me aplican calor con una maquina en el vasto interior del cuádriceps izquierdo entre 3 chavales que me inspeccionan y literalmente alucinan con mi musculatura, a lo que añaden un: “Normal que estés cargado, tienes una musculatura muy desarrollada para hacer tiradas tan largas…”

De nuevo arrancamos, cuesta un poco por el tiempo que habíamos estado parados, pero cruzamos la ciudad de Girona y nos esperaban 15,3 km más hasta Cassà de la Selva. Una etapa muy dura para todos tanto física como mental por el calor que hacía. Entre unos y otros nos vamos apoyando entre trote y carrera para llegar lo más enteros posibles al avituallamiento, esto se empezaba a notar de verdad. Para mi sorpresa allí estaban mis padres, mi apoyo incondicional, pero mi cara de dolor en cada zancada no les gusto demasiado, aun así llegue corriendo y ellos aunque sufriendo como todo padre y madre, saben muy bien de lo que soy capaz. Alberto que aparte de correr como un jabato también es fisioterapeuta me aplicó una crema de calor y un kinesio para que evitar que el cuádriceps izquierdo se me sobrecargara aún más. Reponemos fuerzas, nos abrigamos un poco y cogemos los frontales para salir a por la siguiente tirada. En este avituallamiento vi una imagen que me encanta ver y que últimamente veo mucho en todas las pruebas que hacemos el equipo #imheart, la parejita Raul y Lidia besándose y sonriendo como si los 72 km que llevábamos a nuestras espaldas no les pesaran, estos dos son increíbles!

 

8

Casi 10 km hasta el siguiente punto de control de los cuales corremos 6 y andamos-trotamos 4 porque mi cuádriceps no aguanta entre otras molestias del grupo. La noche empieza a caer y aquí tengo que nombrar a Andres por el ejemplo que llevaba dando hacia muchos km, aguantando el dolor sin queja alguna, eres un campeón compañero!

Para nuestra sorpresa los miembros del staff #imheart nos esperan disfrazados y eso te levanta la moral y te hace pensar en toda la gente que esta apoyando para que nosotros únicamente nos dediquemos a correr. Mención especial a “Los Bermejo” por estar siempre ahí!

Penúltima etapa y para mi la más dura con diferencia pero junto al gran Joan Lara al inicio, al cual quiero agradecer todo lo que enseña y lo que transmite sin darse ni cuenta, y junto Dani al final viendo no más allá que la luz de mi frontal, estos km del 80 al 90 el cuádriceps me daba un calambre por cada pisada y no había manera de que el musculo se quedara en posición de relajación. Llegamos a Santa Cristina d’Aro y allí me esperaba una tortilla de patatas de la madre de mi amigo Isidro y un caldito caliente que me dio literalmente la vida. Al final me acabare poniendo bocadillos de chorizo en los porta bidones de la bici jajaja!

Para la última etapa fuimos acompañados del gran Jose Molina y de Jose Angel, que ya venía acompañándonos 2 etapas, gracias señores! En esta etapa todos estábamos muy cansados pero psicológicamente nos vinimos arriba y fuimos a un paso muy rápido durante los 9 km que nos separaban de la meta.

A pocos metros de la meta decidimos entrar con la camiseta naranja y azul que definen a #imheart, era lo único que nos faltaba por llevar, porque la sonrisa, el compañerismo, el afecto, la ilusión, la superación, la fuerza,… que se aprecia en la fotografía ya lo llevábamos puestos desde el inicio de la prueba.

 

9

 

No tengo palabras para agradeceros a todos los que habéis hecho esto posible y soy un privilegiado por teneros a mi lado siempre! Del primero al último un millón de gracias!! En 100 km hemos y habéis demostrado que hay que luchar y superarse cada día para combatir la Fibromialgia, y que si se quiere, SE PUEDE!

10

RENDIRSE NO ES UNA OPCION! 😉

Arbe Martínez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *